St Louis Rams Are Going Back to Los Angeles

0
114

HOUSTON — The Rams are moving back to Los Angeles — and might be doing so with company.

A long day of votes and re-votes ended with 30 of 32 NFL owners approving Rams owner Stan Kroenke’s ambitious plan to move his team from St. Louis to the site of the old Hollywood Park racetrack in Inglewood, California, about 10 miles from downtown L.A. The Chargers have a yearlong option to join the Rams, followed by the Raiders if the San Diego franchise declines.

The Raiders and Chargers submitted a competing proposal to share a new stadium in Carson, California, but that option also did not garner the 24 votes needed for approval. After another negotiating session in the afternoon, Kroenke’s $1.8 billion project prevailed.

The decision ends the NFL’s 21-year absence from the nation’s second-largest media market.

“I often said over those 21 years what we need is a great facility,” commissioner Roger Goodell said at a news conference about 11 hours after the meetings began. “I think what happened over the last years is we had two outstanding opportunities. Both of these stadium projects were outstanding.”

“Today, with the NFL returning home, Los Angeles cements itself as the epicenter of the sports world,” Los Angeles Mayor Eric Garcetti said in a statement. “We cannot wait to welcome the Rams, and perhaps others soon, as they join a storied lineup of professional franchises, collegiate powerhouses and sports media companies.”

Former Rams running back Eric Dickerson took to Twitter to celebrate the franchise’s return to Los Angeles.

The fee to move a team is $550 million. Kroenke has the option to either pay that all at once or with 10 annual installments of $64 million, but a source told ESPN’s Jim Trotter that Kroenke will pay it in a lump sum.

Chargers chairman Dean Spanos was asked if he intended to play in Los Angeles in 2016.

“I’m going to take a day off tomorrow, I think,” Spanos said. “This has really been excruciating for everyone. It’s very difficult to say right now [that] I’m going to do this or do that.”

Oakland is still in debt from a renovation 20 years ago, when the Raiders moved back from Los Angeles. City officials have said they won’t seek help from taxpayers with a new stadium, and they asked the NFL for more time to develop a project in response to the Raiders’ relocation plan. The NFL acquiesced.

“We’ll see where the Raider nation ends up,” said owner Mark Davis, who was equally noncommittal in comments to reporters. “We’ll be working really hard to find us a home. So for our fans and everything else, don’t feel bad. We’ll get it right.”

Ray Perez, a 28-year-old Raiders fan from Sacramento who goes by the moniker Dr. Death, traveled to the Houston meeting in his usual Black Hole garb and was cautiously optimistic after hearing the news.

“I will not be completely, fully thrilled until the ink dries on paper and we know we’re staying in Oakland in a new stadium,” Perez said. “I’m very happy, very happy. But I’m not going to be overjoyed until we sign a stadium deal to keep the Raiders in Oakland with our own stadium.”

The Chargers play 120 miles south of Inglewood at aging Qualcomm Stadium. The Raiders played in Los Angeles from 1982 to 1994 and currently split a facility with MLB’s Oakland Athletics, the only remaining combination stadium.

The Rams, who were based in the L.A. area from 1946 to 1994, will likely have a temporary home at the Los Angeles Coliseum until the new stadium is ready in 2019. It’s unclear where the Chargers would play temporarily if they move.

San Diego Mayor Kevin Faulconer says the city and county will negotiate with the Chargers but “are not interested in a charade by the Chargers if they continue to pursue Los Angeles.”

 

St. Louis had a plan for an open-air, $1.1 billion stadium along the Mississippi River north of the Gateway Arch to replace the Edward Jones Dome. Kroenke mostly ignored the city’s overtures, and Goodell said the requirement of at least $200 million from the NFL was double what league policy allowed.

Kroenke also said St. Louis’ economy makes it difficult for an NFL franchise to thrive there.

“We understand the emotions involved of our fans,” he said. “We made a decision and worked long and hard at the various alternatives. When they didn’t succeed, we worked this one to this point.”

This is the second time the city has lost an NFL franchise. The St. Louis Cardinals left for Arizona in 1988.

The Rams have moved twice. The franchise called Cleveland home from 1937 to 1945, before moving to Los Angeles for the first time in 1946. The team opened play in St. Louis in 1995. At each stop, the team has won one league championship.

The most recent NFL franchise to move was the Houston Oilers, who, led by current Rams coach and California native Jeff Fisher, relocated to Tennessee in 1997. The Raiders and Rams both left Los Angeles after the 1994 season.

“It is troubling that the league would allow for the relocation of a team when a home market has worked in good faith and presented a strong and viable proposal,” Missouri Gov. Jay Nixon said. “We will review the NFL’s decision thoroughly before determining what next steps to take.”

Goodell offered the first signal that the NFL might be intent on making a decision it delayed six weeks earlier. Days before the Houston meeting, he issued a report to all 32 teams that deemed the venues in all three cities inadequate and questioned the stadium proposals.

The relocation agreement gives the Chargers and Raiders $100 million each if they build new stadiums in their current markets, but a stadium plan is required within a year.

The Rams have to wait at least a year to negotiate naming rights on the new stadium, unless they reach a deal with a second team before then.

“It’s been going on for like two years that we’ve been working on this,” said Houston owner Bob McNair, who beat Los Angeles in a bid for an expansion franchise that debuted in 2002. “We’re quite pleased with the outcome and look forward to the development of a real NFL campus out in Los Angeles.”

Information from The Associated Press was used in this report.

 

 

HOUSTON – El equipo de los Rams, que permaneció en St Louis por 20 años desde 1995, regresa a su ciudad de origen: Los Angeles – y podría estar haciendo lo mismo con su empresa.

Después de un largo día de votaciones y re-votos que resultaron con 30 de los 32 dueños de la NFL aprobando el ambicioso plan de Stan Kroenke el dueño de los Rams, el equipo, que perteneció a St Louis por 20 años, se trasladara a la antigua pista de carreras Hollywood Park en Inglewood, California, a unas 10 millas del centro LA Los Chargers quienes tienen un año para decidir unirse a los Rams, al igual que los Raiders si la franquicia de San Diego declina.

Los equipos de los Raiders y Chargers presentaron una propuesta para trasladarse a un nuevo estadio en Carson, California, pero esta opción no obtuvo los 24 votos necesarios para su aprobación. Después de otra sesión de negociaciones de la tarde, el proyecto de $ 1.8 mil millones de Kroenke fue el único que  prevaleció.

La decisión pone fin a la ausencia de 21 años en la NFL desde el segundo mayor mercado de los medios de la nación.

“A menudo sugerí durante el transcurso de esos 16 anios que lo que necesitábamos era un buen estadio”, dijo el comisionado Roger Goodell en una conferencia de prensa alrededor de 11 horas después del inicio de las reuniones. “Creo que lo que ha pasado en los últimos años es que teníamos dos excelentes oportunidades. Ambos proyectos de estadio eran excepcionales.”

“Hoy en día, con la NFL regresando a casa, Los Angeles se consolida como el epicentro del mundo del deporte”, dijo el alcalde de Los Angeles Eric Garcetti en un comunicado. “No podemos esperar para dar la bienvenida a los Rams, y tal vez otros equipos muy pronto, a medida que se unen a una formación legendaria de las franquicias profesionales, colegiados y empresas de medios de deportes.”

El ex corredor de los Rams Eric Dickerson tomó a Twitter para celebrar el regreso de la franquicia a Los Ángeles.

La cuota para mover un equipo es de $ 550 millones. Kroenke tiene la opción de pagar que de una vez o en 10 cuotas anuales de $ 64 millones, pero una fuente dijo a ESPN, Jim Trotter, que Kroenke pagará en un pago único.

El Presidente de los Chargers,  Dean Spanos, se le preguntó si tenía la intención de jugar en Los Angeles en el 2016, esto fue lo que respondio:

“Voy a tomar un día libre mañana “. “Esto ha sido realmente insoportable para todos. Es muy difícil decir en este momento [que] voy a hacer con esto o aquello.”

Oakland se encuentra todavía en deuda por una actualización hace 20 años, cuando los Raiders se movieron de Los Ángeles. Las autoridades municipales han dicho que no van a pedir ayuda a los contribuyentes con un nuevo estadio, y se pidió a la NFL por más tiempo para desarrollar un proyecto en respuesta al plan de reubicación de los Raiders. La NFL accedió.

“Vamos a ver dónde la nación de los Raider termina”, dijo el dueño Mark Davis, quien fue igualmente evasivo en declaraciones a los periodistas. “Vamos a trabajar muy duro para encontrar un hogar. Así que para nuestros fans, no se sientan mal. Vamos a hacerlo bien.”

Ray Pérez, de 28 años de edad, fan de los Raiders, viajó a la reunión de Houston y se vio optimista tras conocer la noticia.

“No voy a estar completamente emocionado hasta que la tinta se seque en papel y sabemos que nos vamos a quedar en Oakland en un nuevo estadio”, dijo Pérez. “Estoy muy feliz, muy feliz. Pero yo no voy a estar contento hasta que firmemos un acuerdo de estadio para mantener a los Raiders de Oakland con nuestro propio estadio.”

Los Chargers juegan 120 millas al sur de Inglewood en el estadio Qualcomm. Los Raiders jugaron en Los Ángeles desde 1.982 hasta 1.994, y actualmente comparte una instalación con la MLB Oakland Athletics, el estadio es el único en el país que combina los dos deportes.

Los Rams, quienes se asentaron en el área de Los Ángeles desde 1946 hasta 1994, es probable que tenga un hogar temporal en el Coliseo de Los Ángeles hasta que el nuevo estadio esté listo en el 2019. No está claro donde los Chargers jugarían temporalmente si deciden transladarse.

El alcalde de San Diego Kevin Faulconer dice que la ciudad y el condado están dispuestos a negociar con los Chargers pero “no están interesados ​​en una farsa si el equipo decide continuar en negociaciones y proyector para mudarse a los Angeles.”

Kroenke creo un plan de construir un estadio al aire libre de $ 1,100,000,000 a lo largo del río Mississippi al norte del arco sustituyendo el estadio de Edward Jones Dome. Al igual, Kroenke decidió ignorara las ofertas la ciudad, y por lo tanto Goodell dijo que el requisito del mínimo de los $ 200 millones de la NFL dobletea la política de lo que la liga permite.

Kroenke también dijo que la economía de San Luis hace que sea difícil que una franquicia de la NFL prospere.

“Somos conscientes de las emociones involucradas de nuestros fans”, dijo. “Tomamos la decisión y hemos trabajado mucho y duro en las distintas alternativas. Cuando no tuvieron éxito, fue que llegamos hasta éste a este punto.”

Esta es la segunda vez que la ciudad ha perdido una franquicia de la NFL. Los Cardenales de San Luis se trasladaron a Arizona en 1988.

Los Rams se han trasladado dos veces. La franquicia de Cleveland de 1937-1945, y luego a Los Angeles por primera vez en 1946. El equipo abrió el juego en St. Louis en 1995. En cada traslado el equipo ha ganado un campeonato de la liga.

La franquicia más reciente de la NFL en trasladarse fueron los Petroleros de Houston, quienes, liderados por el actual entrenador de los Rams y nativo de California, Jeff Fisher, se trasladaron a Tennessee en 1997. Los Raiders y Rams ambos dejaron Los Ángeles después de la temporada de 1994.

“Es preocupante que la liga permitiría el traslado de un equipo cuando un mercado nacional ha trabajado de buena fe y se presentó una propuesta sólida y viable”, dijo el gobernador de Missouri Jay Nixon. “Vamos a revisar la decisión de la NFL a fondo antes de determinar los próximos pasos a tomar.”

Goodell ofreció la primera señal de que la NFL podría tener la intención de tomar una decisión seis semanas antes. Días antes de la reunión en Houston, emitió un informe a los 32 equipos que consideren las sedes en las tres ciudades inadecuadas y que cuestionen las propuestas del estadio.

El acuerdo de reubicación da los Chargers y Raiders les va a dar $ 100 millones a cada equipo si, consideran construir nuevos estadios en sus mercados actuales, pero se requiere que el plan esté listo en un año.

Los Rams tienen que esperar al menos un año para negociar los derechos del nombre en el nuevo estadio, a menos que lleguen a un acuerdo con un segundo equipo antes de esa fecha.

“tenemos dos años trabajando en esto”, dijo el dueño de Houston Bob McNair, quien venció a Los Angeles, en un intento de una franquicia de expansión que debutó en el 2002. “Estamos muy satisfechos con el resultado y esperamos con interés el desarrollo de un verdadero campus de la NFL en Los Angeles”.

Información de The Associated Press fue utilizada en este reporte.

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here