Missouri ejecuta a Ernest Johnson con inyección letal

letal, eutanasia, penitenciario, sistema, missouri
10-15-21.- El sistema penitenciario de Missouri acarreo la sentencia de muerte para Ernest Johnson (61 años de edad) el martes por la tarde con una inyección de pentobarbital en la prisión estatal de Bonne Terre.

El convicto fue sentenciado por su parte en el triple asesinato de Mable ScruggsFred Jones y Mary Bratcher durante un robo frustrado en la gasolinera Casey de Columbia, Missouri en 1994. Johnson disparó a cada una de sus víctimas y los atacó con un martillo, luego escondiendo los cadáveres en diferentes lugares de la gasolinera.Líderes comunitarios como la Alcaldesa Tishaura Jones, la representante del Congreso Cori Bush y el ex gobernador de Missouri Bob Holden intercedieron para detener la ejecución de Johnson. El Papa Francisco I mandó una carta pidiendo clemencia al Gobernador Michael Parson, el cual rechazó los llamados de clemencia a pesar de su postura pro-vida al respecto del aborto.La razón por la intercesión, es que Johnson había mostrado un bajo coeficiente de capacidad intelectual debido a una condición que padecía desde la infancia. El equipo de defensa del convicto habían presentado evidencia de su discapacidad al gobernador y la corte suprema de Missouri pidiendo que el reo pasara el resto de su vida en prisión hasta su muerte natural. El convicto habría sido sentenciado a la pena máxima por el triple homicidio en 1994 y todas las apelaciones fueron exhaustas de entonce hasta ahora.

El caso de Johnson fue apelado ante la Corte Suprema de Missouri que estimó que el convicto habría planeado el robo y tomó ‘decisiones estratégicas’ en la comisión del crimen. La Corte Suprema de los Estados Unidos también escuchó el caso de Johnson horas antes de su cita con la muerte y determinó que no calificaba para un estado de excepción.Ernest Johnson, recibió la inyección letal que acabó con su vida el martes alrededor de las 6:46pm. Miembros de la familia de las víctimas estuvieron presentes en el acto.En su último testamento Johnson se disculpó por su parte en los homicidios y agradeció a todos los que le intentaron ayudar.